Aleksandr Duguin cumple 60 años

06.01.2022

Ha enriquecido la conciencia rusa con una multitud de conceptos, ha revivido conceptos olvidados y su enseñanza es una contribución preciosa a la metafísica de la conciencia

Traducido por Vicente Quintero

¡Estimado Aleksandr Gelevich! Tus sesenta son los seiscientos bíblicos. Durante estas seis décadas, has logrado lograr algo más allá del poder de una persona común. Eres el creador de todo el mundo, al cruzar el umbral del cual, una persona se transforma. Empiezas a ver lo invisible, a escuchar los zumbidos tectónicos de la historia, a sentir cómo van cambiando los dibujos de los límites y contornos de los continentes. El Señor te ha otorgado el don de ver el núcleo profundo de los fenómenos. Así parece que tú, alejándote de lo terrenal, te elevas a la altura, donde lo terrenal y lo material se convierten en lo ideal; adquieren su verdadera forma y significado. Y, habiendo comprendido estas formas y significados, devuelves el fenómeno del cielo a la tierra en su forma transformada y espiritualizada.

Nuevo día

Has enriquecido la conciencia rusa con una multitud de conceptos, has revivido conceptos olvidados. La enseñanza de los mismos es una contribución preciosa a la metafísica de la conciencia rusa.

Te reconocí cuando tú, todavía muy joven, casi joven, cruzaste el umbral del diario "День". En ese momento, los fragmentos del comunismo perecido volaban y silbaban. Parecía que cuando estos fragmentos chocaban, solo podían surgir polvo y caspa histórica. Pero usted traía una novedad asombrosa, una belleza mental asombrosa a День. Después de usted, muchos empezaron a repetir palabras como atlantismo, mundialismo, geopolítica; nombres como Karl Schmidt, Mackinder, Samuel Huntington.

Recuerdo cómo cruzaste, Duguin, el umbral de la Academia del Estado Mayor como un joven intelectual extravagante y embriagó a los sabios generales soviéticos con su elocuencia, su intelectualismo. Con su ayuda, publicaron un libro de texto sobre geopolítica, y por primera vez apareció una dirección geopolítica en la conciencia estratégica de los militares rusos, la que guía el comando político-militar ruso hoy, considerando el espacio europeo, asiático y africano como direcciones de la expansión rusa.

Tú trajiste a Moscú a toda una cohorte de "nuevos derechistas" europeos que se preservaron en medio del venenoso liberalismo europeo, con la esperanza de encontrar sus ideales conservadores en Rusia. No los encontraron entonces, pero estos ideales, gracias a usted, Aleksandr Gelyevich, están echando raíces en la política rusa actual. Ha introducido el concepto de "eurasianismo" en el habla común de los rusos. Tú, un imperialista ruso, has formulado el concepto de un nuevo imperio euroasiático sobre las cenizas del imperio rojo. Este concepto es doloroso, pero inevitablemente es implementado por el actual gobierno ruso.

Ante mis ojos, en la sala "abigarrada" de la Casa Central de Escritores, nació el Partido Nacional Bolchevique de Limonov*, y tú, Aleksandr Gelyevich, fuiste su comadrona. Todo ese impulso floreciente, hirviente y extravagante de Limonov se produjo gracias a su energía y su capacidad para extraer de la historia los preciosos hilos de la alfombra tejida en los viejos tiempos.

Sus trabajos se estudian en universidades de Europa, en la ciudad sagrada de Qom, en los departamentos de las escuelas científicas chinas. Su original trabajo "La Cuarta Teoría Política" es una tremenda contribución científica asociado con descubrimientos intelectuales tanto como con conocimientos prácticos.

La escuela filosófica rusa es impensable sin ti. Eres adorado, ellos aprenden de ti, te siguen. Te odian, te tiran piedras, te sacan de los púlpitos. Pero no los estás buscando: donde estás, aparece el púlpito.

Sesenta años es un microsegundo. Vives por una hora, día, año, eternidad. Una persona rusa debe vivir mucho tiempo. Debes estar a la altura de ese momento delicioso en que el universo se te revelará como reinos florecientes, sobre los cuales "la Vía Láctea ha florecido inesperadamente como un jardín de planetas deslumbrantes".

* organización extremista prohibida en la Federación de Rusia