¿Dónde estamos?

10.07.2022
Han pasado casi seis meses desde el inicio de la Operación Militar Especial Rusa en Ucrania y el escenario que tenemos ante nuestros ojos no es el que esperaba Occidente.

Las expectativas cultivadas por las cancillerías occidentales, aquí en el Imperio del Bien, eran ver una Rusia que en poco tiempo perdía su impulso inicial, terminando sumida en una rasputiza de lodo, sanciones políticas y económicas y derrotas militares cada vez más evidentes. hasta que los ejércitos rusos debieron detenerse y regresar a Moscú con la cabeza gacha y el rabo entre las piernas, derrotados y humillados.

Es difícil entender lo que pasa por la mente de muchos analistas occidentales que niegan la evidencia o, al menos, no suspenden el juicio a la espera de eventos más definidos. Quizás un sentido de patriotismo fuera de lugar empuja a algunos a ponerse sistemáticamente del lado del que ahora es el lado equivocado desde la caída del Muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética. Pensando en los demás, también me viene a la mente Udo Ulfkotte, las necesidades de la vida cotidiana y esos pequeños lujos indispensables que hacen la vida tan agradable a algunos que olvidan que solo son hábiles escritorzuelos a sueldo.

A pesar de la impresionante cantidad de sanciones que Occidente ha impuesto a la Rusia de Putin, a pesar de la ayuda militar, económica y de inteligencia brindada al régimen de Kiev, el Donbass ahora está casi completamente liberado y Moscú se está preparando para liberar también a Odessa y a Transnistria. Salvo que se produzca una convulsión inesperada sobre el terreno a favor de Kiev y de su presidente capaz de tocar un piano con su propio pene, es muy probable que la guerra acabe con la victoria rusa y la consecución de los objetivos que se había propuesto Moscú.

¿Qué objetivos, a medio y largo plazo? Leonid Savin, experto ruso en geopolítica, respondió a nuestras preguntas sobre el posible futuro que nos espera.

¿Por qué la política exterior estadounidense se ha estancado durante décadas en los caminos habituales que todos conocemos bien ahora?

La principal técnica estadounidense es simple. En política interior se basa en la fórmula del triángulo de hierro (corporaciones - lobbies - gobierno) que también se refleja en política exterior. Para las relaciones internacionales, en cambio, Washington utiliza el principio del palo y la zanahoria, enmascarado por la idea de poder duro/poder blando. Pero el objetivo es el mismo: control de los recursos en el exterior, dominación y hegemonía.

¿Es posible que la situación actual, incluida la guerra en Ucrania, se deba a una excesiva sensatez de Rusia hacia Occidente en el pasado?

Es por la irresponsabilidad y la lógica retorcida de Occidente. Incluso en Estados Unidos, muchos científicos y políticos están de acuerdo en que la crisis en Ucrania es el resultado de la expansión de la OTAN impulsada por Estados Unidos. Ahora vemos muchas iniciativas de los gobiernos occidentales, especialmente de Estados Unidos, para aislar y separar a Rusia. El espíritu de la guerra fría todavía está en sus cabezas. Pero los tiempos de la guerra fría han terminado. Rusia no esperará a ver cómo Occidente intenta destruirla.

¿La Casa Blanca, el Pentágono y el Departamento de Estado siguen el mismo curso de acción acordado? ¿O podemos esperar otra "fronda de generales" como sucedió con Siria?

Parece que la Casa Blanca y el Departamento de Estado están de acuerdo sobre Rusia. El Pentágono es más cauteloso, pero sigue las órdenes de Biden y Blinken. El Departamento de Defensa anunció recientemente que brindará más asistencia a Ucrania. En general, por lo tanto, vemos una estrategia unida contra Rusia.

Rusia pero también Alemania. ¿La crisis de Ucrania tiene también como objetivo la castración de las aspiraciones de Berlín a una mayor independencia de Londres y Washington? En su opinión, ¿podría Berlín haber buscado la protección de Moscú en los últimos años siguiendo una agenda a largo plazo?

El eje Moscú-Berlín-París es la peor pesadilla para los atlantistas. De hecho, en el libro de Brooks Adams escrito a finales del siglo XIX se encuentra la tesis de la necesidad de Estados Unidos de impedir en el futuro la amistad entre China, Rusia y Alemania en beneficio de Washington. Estados Unidos teme la integración continental de Eurasia en cualquier forma. Por eso utilizan la estrategia de divide y vencerás. Hasta el momento no hay señales de que Berlín se esté involucrando en una política soberana e independiente. Algunos ministros simplemente dan pasos gigantes. Hemos oído que Alemania ya no suministrará armas a Ucrania porque tiene que mantener la Bundeswehr en un estado normal. Esta es una buena noticia, pero no suficiente. Por otro lado, la lección de Rusia sobre el suministro y los precios del gas ayudará a los políticos alemanes a pensar bien.

¿Se está desarrollando la Operación Militar Especial en Ucrania según lo previsto?

Sí, así es. Procedemos paso a paso. No hay términos concretos, sino objetivos. Ahora la República Popular de Lugansk ha sido liberada. El próximo paso será la República Popular de Donetsk y otras regiones de Ucrania. Cada día hay menos chances para la dictadura de Zelensky y más oportunidades para las próximas demandas rusas.

¿Kiev corre el grave riesgo de encontrarse sin salida al mar y la extensión de su territorio muy reducida, incluso a favor de algunos de sus "amigos" en la frontera occidental?

Los "amigos" de la frontera occidental están muy interesados en integrar estas partes de Ucrania en su territorio lo antes posible. Creo que este tipo de oportunidad se presentará pronto. Pero la costa también tiene una importancia estratégica para Ucrania. Las regiones que producen la mayor parte del PIB de Ucrania (sectores industriales del sureste) están actualmente bajo control ruso. El puerto de Odessa será una buena recompensa después de otros éxitos en la región de Zaporozhie y la región de Nikolaev bajo la administración rusa (con suerte muy pronto).

¿Puede informarnos sobre (lamentablemente) famosos laboratorios biológicos estadounidenses en Ucrania?

Las últimas noticias se referían a la conexión de ciudadanos rusos desaparecidos en Ucrania desde 2014 y la actividad de estos laboratorios. Las investigaciones ahora están en marcha.

Hablemos de economía. ¿El sistema MIR hace que Rusia sea independiente de SWIFT y esté a salvo de su posible exclusión?

Dentro de Rusia podemos usar Mastercard y Visa; todavía no hay problemas. El MIR es más independiente porque es un producto nacional, pero está limitado al exterior. Ahora los gobiernos rusos están negociando para instalarlo en países amigos.

¿Cómo será la nueva moneda de reserva internacional? ¿Será exclusivo o coexistirá con el dólar?

En el mercado de valores ruso vemos que el yuan es más útil que el dólar estadounidense. China está construyendo su propio sistema de transacciones. Además, Beijing y Moscú acordaron organizar otra moneda global para evitar cualquier dependencia.

¿Ha terminado definitivamente el momento unipolar americano?

Sí, por supuesto. Pero como con cualquier cambio global, tendremos turbulencias por algún tiempo.

Si me lo permite, me gustaría concluir con una pregunta ingenua: ¿por qué los pueblos occidentales siguen tan convencidos de que sus gobiernos son "buenos"?

Las razones son pocas. Los gobiernos vienen del pueblo y el mito de la democracia sigue fuerte. Las élites políticas tienen herramientas de influencia, desde la educación hasta los medios de comunicación y el aparato represivo. Finalmente, en las últimas décadas se ha producido un grave declive del pensamiento político independiente, influido por el consumismo.

Traducción de Alessandro Napoli